Inicio / Blog / Pequeña historia de una Canción


Blog

Pequeña historia de una Canción

8 Enero, 2016 | Publicado en Blog

La vida está llena de casualidades y el mundo del cine más.

Cuando Francisco Espada, director de El País del Miedo, me envío el montaje definitivo de la película para que compusiera la B.S.O. me sugirió hacer una versión de una famosísima canción del cine americano sobre la que ya teníamos un preacuerdo económico con la editorial propietaria de los derechos. Fue una sugerencia muy estimulante porque esa canción formaba parte de mi memoria musical más íntima.

Realicé mi versión adaptando ritmo, metraje y orquestación a las imágenes de la película y enviamos a la editorial la versión completamente terminada. La respuesta llegó un mes después. Me felicitaban por el resultado, “una hermosa y personal versión… respetuosa con la esencia de esta canción.” En la carta, además, me pedían conocer el argumento y guión de la película. Despues de otro mes de espera nos denegaron el permiso: “el tema del bullying no puede estar asociado a una obra tan icónica… Viendo el tema de la película y que hay escenas con violencia, el uso de la obra queda denegado”.

Nuestra película, a falta de las mezclas finales, estaba terminada y tenía comprometido su estreno en el Festival de Cine Español de Málaga. Ni que decir tiene que la situación era crítica. En el pasado había escrito muchas canciones, pero mi trabajo en el cine hacía tiempo que me había apartado de esa práctica. Tocaba volver a ella. Así que me dije: es hora de escribir también la letra, y no te queda mucho tiempo. Para la música utilicé como base uno de los temas incidentales que ya tenía compuestos.

Con eso conseguía que la canción tuviera presencia a lo largo de toda la película convirtiéndose en un auténtico leitmotiv. Y la letra…bueno, la letra la saqué del corazón, ya casi no recordaba que para mi esa es la única manera de escribir buenas letras. Escribí “So Far and Yet so Close” en un día que nunca olvidaré. Al día siguiente llamé a Lara para que le pusiera voz, nunca se lo agradeceré lo bastante, y a Soraya, una simpática escocesa, para que nos echara una mano con la pronunciación.

Nunca me alegró tanto una negativa, porque -¡Oh casualidad!- el 14 de diciembre los académicos de la AACC nominaron nuestra canción a los Goya 2016. Y es que la vida está llena de casualidades. En este caso una muy feliz casualidad. Es tópico decirlo, pero cada vez que se cierra una puerta se abre una ventana.

Querido compañero, me habéis hecho muy feliz. Por eso, con el corazón, tal como escribí “So Far and Yet so Close”, te quiero dar un millón de gracias y desearte lo mejor para 2016.

Aº Meliveo
“So Far and Yet so Close”

Deja un comentario

Copyright TRAGALUZ 2015
Inicio  |  Tragaluz  |  Servicios  |  Producción  |  Formación  |  Contacto

Diseño web
Agencia Visual

Proyecto cofinanciado por:

logos Cámra de Badajoz y Fondos Feder